lunes, 9 de febrero de 2015

"Alter Ego" por Silvia Mabel Vázquez


       Animarse a relatar la vida en una oficina, sin haber pasado por ella, es casi imposible. Alfredo describe minuciosamente cada personaje en este libro y  le da el toque personal, lo lleva al papel de un modo carismático pero  conciso.  Cada uno de ellos forma una parte esencial para comprender cuál es el hilo de la historia. La fiesta con la que comienza el relato, los detalles sugestivos de cada escena, confluyen para llevar al lector a querer más, hasta dar vuelta la página final y descubrir  el porqué de este título tan significativo. El personaje principal está descripto de tal forma que hasta podríamos cruzarnos con él en la calle. Cualquiera puede ser  Julián, cualquiera puede sentirse parte.
       Alfredo con ésta, su segunda novela, nos deleita sutilmente con lo bueno y lo malo que cada ser humano lleva consigo, con los miedos y la competencia que aparecen durante la vida misma y la confusión que esto acarrea.
       Este texto propone una meta: luchar para lograr sentirse feliz con lo que uno hace. No es fácil, pero hay que intentarlo.
       Alfredo  Legnazzi logra que la lectura se disfrute desde la primera letra hasta la última. Hay que  aprestarse entonces, a que Alter Ego deje una huella en cada uno de nosotros.

                                                               Silvia Mabel Vázquez

                                                                      Escritora